Datos personales

Mi foto
voy y vengo, España, Spain

lunes, 1 de diciembre de 2008

carne de membrillo




Receta de mi madre. Este que aparece en la foto lo preparé en Noviembre aprovechando los membrillos que me relagó mi amiga María.
Ingredientes:
Membrillos sanos, sin picaduras negras, ni golpes
Azúcar en cantidad suficiente
Limón


Preparación:

Se lavan bien los membrillos que vayamos a preparar y se ponen a cocer cubiertos por el agua, al agua para la cocción se le habrá añadido el jugo de un limón y la piel por cada cinco membrillos. El tiempo de cocción hasta que los membrillos estén blandos pero sin deshacerse, ni reventarse, pues de lo que se trata es que se les pueda quitar la piel bien, descarguen algo de amargor en el agua y que ablanden para ir cortándolo en trozos, pero sin apurar mucho la zona de las semillas, porque a la hora de consumirlo notariamos los granulitos que suele tener el membrillo.
Codidos los membrillos, sacar del agua y dejar enfriar. Entonces proceder a quitar los pellejos y extraer la carne teniendo la precaución de que no caigan pepitas ni la parte áspera de alrededor del corazón, a continuación pasaremos la carne de membrillo por un pasa purés lo mas fino que tengamos, cuanto más fino mejor.
Una vez tengamos toda la carne de los membrillos pasada por el pasa purés, la pesamos y le añadiremos azúcar en la proporción de 600 gramos por cada Kilo de carne de membrillo que hayamos pesado.
Todo el conjunto, membrillo y azúcar se pone en una cazuela al fuego suave, removiendo de vez en cuando para evitar que se agarre en el fondo de la cazuela. La cocción se da por terminada cuando el utensilio que usamos para remover deja surco en la cazuela o al sacar una pequeña porción a un platillo y cuando enfría se ve sí está de la consistencia que debe de tener una tableta de carne de membrillo.
Una vez terminada la cocción se rellenan los moldes. Pondremos unos pesos sobre los moldes y dejaremos enfriar durante 24 horas. Guardar en lugar fresco.
Si hemos hecho bastante cantidad, podemos congelarlo en porciones que consideramos vayamos a consumir una vez descongelado.

2 comentarios:

César dijo...

Al final no llegué a probarlo cuando estuve allí de visita. Si todavía tienes traéte un poco por estas tierras que lo pruebo! Tiene una pinta estupenda!

Curra dijo...

No, no lo probaste... eso te perdiste. La verdad que salió muy rico.
Aunque aun queda, y te puedo hacerte llegar una terrina, puedes animarte, ponerte el delantal y a cocinar. Relaja te lo aseguro